¿Recursos humanos y empresas, sector necesario?

Contar con un buen departamento de recursos humanos es fundamental para cualquier empresa que ha alcanzado un determinado tamaño. Y lo es porque el capital humano es uno de los aspectos más importantes de cualquier compañía. Hay que gestionarlo, darle valor, motivarlo y gestionar todos los trámites administrativos que conlleva.

Por eso no sirve un simple administrativo para hacerse cargo de este apartado fundamental. Es importante que se trate de un equipo multidisciplinar en el que intervengan profesionales que tengan que ver con la contabilidad, sí, pero también con la planificación, los aspectos legales e incluso con conocimientos de psicología.

Un departamento de recursos humanos debe controlar el presupuesto, las nóminas, los gastos en formación y otras partidas presupuestarias relacionadas con el personal y que suponen uno de los gastos más importantes de cualquier empresa.

Pero hay otros muchos factores que le dan valor y para los que se necesitan profesionales específicos. Por ejemplo, todo lo relacionado con conflictos laborales. Problemas que, tarde o temprano, surgen en cualquier empresa y que a veces, no siempre, pueden acabar en tribunales. También es competencia de recursos humanos intentar evitar los conflictos, mediar en ellos y, cuando no es posible, representar a la empresa en los juzgados. Incluso puede apoyar a un trabajador que por cualquier motivo relacionado con su empelo se ha visto envuelto en un procedimiento judicial.

Controlar la motivación de los trabajadores para introducir medidas correctoras, fomentar su formación para conseguir que se adapten sin problemas a nuevas situaciones o requerimientos y vigilar que cumplan las normas de la empresa entran también entre las competencias del departamento de recursos humanos.

Y no hay que olvidar todo lo relativo a la política de contratación de personal y planificación de la plantilla de acurdo a las necesidades de producción. Vistos estos aspectos, ¿Es necesario un departamento de recursos humanos? La respuesta está clara y no admite discusión: por supuesto.