La importancia de un plan de adiestramiento en una empresa de instaladores electricistas

En una empresa independientemente del tamaño que ella tenga, la capacitación del recurso humano es un elemento que cada vez cobra mayor importancia. Las razones ya no solamente se encuentran en contar con un personal capacitado y con las competencias requeridas para la realización de su trabajo, logrando una mayor rentabilidad para la empresa; sino que van más allá, buscando mantener al personal motivado y adiestrarlo en otros aspectos que no necesariamente están directamente relacionados con sus actividades diarias.

Y es que las organizaciones han entendido que la capacitación no solo debe enfocarse en el adiestramiento técnico, sino que también deben orientarse al desarrollo personal de los trabajadores, con lo que sin duda se estará ganando respecto al trabajo en equipo y a las relaciones interpersonales entre pares, jefes, proveedores y clientes.

Hasta no hace mucho las organizaciones y especialmente las pymes consideraban que el adiestramiento era un gasto superfluo, pero actualmente han comprendido la importancia de la capacitación al comprobar los importantes beneficios que se derivan de ella, destacando los siguientes:

  • Mejora del clima organizacional
  • Mejora en la calidad del trabajo
  • Disminución de la rotación de personal
  • Aumento de resultados y por tanto de los beneficios económicos.

En el caso de las empresas de técnicos electricistas, la capacitación tiene una importancia mayúscula, pues no solamente hace posible que los trabajadores puedan realizar su trabajo sino también que puedan ejecutarlo en forma segura y adaptada a los cambios tecnológicos del sector.

Y es que hoy en día la capacitación tiene propósitos bastante más amplios que en el pasado, ya que no solo se orienta a la actualización de las técnicas, sino que buscan dotar al recurso humano  de la capacidad  para analizar y resolver problemas, aumentando por tanto  su productividad y para atender las necesidades de los clientes con calidad de servicio y buen trato. Todos estos aspectos  harán posible que una empresa de técnicos instaladores electricistas se diferencie  sensiblemente de sus competidores.

En este sentido es importante que cuando se piense en acometer un programa de adiestramiento para este sector técnico, se diseñe un programa específico que involucre las etapas siguientes:

  • Detección de las necesidades de capacitación, tomando en cuenta no solo los requerimientos de la empresa sino también los intereses de los trabajadores.
  • Diseño del plan en cuanto a temáticas, formas de impartirlo y organizaciones seleccionadas para los cursos.
  • Ejecución del plan de adiestramiento afectando lo menos posible la operación normal de la empresa. Para ello debe considerarse que no podrán asistir el mismo día todos los trabajadores de un departamento, por lo que será necesario repartirlos en fechas y horas diferentes.
  • Evaluación, control y seguimiento del mismo para introducir cualquier ajuste en la programación inicial y determinar el cumplimiento de los objetivos trazados.

La capacitación por tanto se entiende ahora como un elemento clave en cualquier empresa y como un asunto esencial para el logro de los objetivos de la organización.  Y es que no solamente permitirá enfrentar los avances tecnológicos en materia de las instalaciones eléctricas y mantenerse a la par de las innovaciones, sino que también redundará en un mayor compromiso de los trabajadores y en la retención de los mismos dentro de un mercado competitivo.

 

¿Por qué toda empresa debe tener un departamento de recursos humanos?

En la actualidad, muchos empresarios comulgan que, para tener una buena empresa, exitosa y rentable, es menester contar con un departamento de recursos humanos organizado y ejercido por personas responsables para mantener un ambiente trabajo óptimo, consiguiendo el mejor rendimiento de los empleados. Desde un departamento de recursos humanos se diseñan todas aquellas estrategias empresariales orientadas a mantener contentos a los empleados para que rindan más y mejor.

Es así como se reconoce que los empleados son humanos y no son máquinas que con tan sólo dinero o bienes materiales logran su bienestar, pues la gente encargada de los recursos humanos de una empresa oirá a los empleados de la empresa de manera atenta y empática para entender los problemas que afectan su desempeño laborar y solucionarlos de la mejor forma que beneficie tanto al empleado como a la empresa.

Empresas como Cerrajeros o Fontaneros han logrado el éxito total en sus respectivos rubros gracias a la buena gestión de los recursos humanos que mantienen a sus trabajadores felices y cómodos con lo que hacen, consiguiendo de esa manera brindar servicios de reparación, instalación o mantenimiento de primer nivel y con una calidad inmejorable. Eso sí, esto no sólo se logra de la noche a la mañana. No por implementar un departamento de recursos humanos tu empresa será exitosa, debes acompañar las políticas de recursos humanos con buenos planes de producción para conseguir que tu empresa sea la que mejor y más produce en mercados competitivos, ya sea producción de servicios o de productos.

Recordemos que, en una empresa, el departamento de recursos humanos es el ente encargado de velar por los derechos de los empleados, así como las condiciones de trabajo óptima para el desempeño efectivo y seguro de los empleados. En ese sentido, dentro de las condiciones óptimas de trabajo, el departamento de recursos humanos asegura un ambiente laboral seguro, higiene y confortable para el confort de los trabajadores. Esto no sólo se hace para cuidar a los empleados, sino también para cumplir con la ley y con los derechos humanos que especifican que todo trabajador de laborar en un ambiente de trabajo digno.

En definitiva, los departamentos de recursos humanos no sólo logran que los trabajadores tengan condiciones laborales dignas y que se desempeñen de la mejor manera posible, sino también evita que la empresa acarree sanciones con la ley por saltarse los preceptos que la legislación nacional vigente establece para proteger a los trabajadores.

Por último, cabe destacar que también es competencia del departamento de recursos humanos intervenir y decidir en los problemas suscitados de violencia o acoso en el trabajo. El departamento en este caso siempre apoyará a la víctima para que pueda trabajar en un ambiente laboral ideal y plácido. En cuanto al agresor, el departamento de recursos humanos se encargará de hacerle cumplir las sanciones que la ley específica y, en casos graves, será desalojado de su cargo. Más adelante estaremos dilatando este tema, así que no te despegues de esta web.